Y si eso...nos enfadamos

Hace unos años, algunos más de lo que me gustaría, estaban de moda aquellas películas de Bud Spencer (recientemente fallecido con más de 80 años) y Terence Hill donde los tortazos al son de una musiquilla crispante nos hacían reir a los chavales, y no tan chavales. Los títulos, o mejor dicho sus traducciones al español, no tenían desperdicio. Recuerdo una en particular sin poder frenar una sonrisa nostálgica: "Y si no...nos enfadamos". El argumento era lo de menos porque casi todas tenían el mismo. En definitiva se trataba de unos señores que en principio vivían tranquilos pero que una causa noble les hacía sacar unas fuerzas extraordinarias para hacer justicia.¿y a qué narices viene esto?. Ahora les cuento.
Esta misma semana me he enterado de que unos de los pocos geriatras que nos quedan activos en Murcia va a dejar de prestar sus (excelentes) servicios en una residencia (voy a dejarles en la incógnita de saber si es pública o privada por evitar suspicacias), para irse a trabajar a un centro de salud. La cuestión, vista solo desde este prisma, no tendría porqué ser objeto de ninguna discusión, de no ser por algunas circunstancias que intentaré resumirles. El compañero no se va por gusto, porque le encanta la geriatría y su trabajo en particular. Tampoco se va debido a que haya mal rollo con los/as compañeros/as del centro, de hecho le encanta trabajar con ellos/as. Se va porque le han hecho que tome la decisión entre dos alternativas: convertirse en un currante más sin preocuparse por la geriatría, o cambiar de lugar de trabajo para defender una libertad de actuación profesional sin presiones.
En Murcia solo hay trabajando 5 médicos especialistas en geriatría. No hay plazas para enfermeras especialistas en geriatría, NI UNA, y no será porque lo hemos estado intentando durante los últimos 3 años. Las hay formadas y con la especialidad reconocida oficialmente trabajando en centros públicos y privados, pero sin que nadie haga uso de estas, porque no les quieren reconocer esta especialidad en su categoría profesional.
Teniendo en cuenta que Murcia, como región levantina, va a ser una de las que más personas mayores va a tener (aunque menos que en las provincias del norte), hay algo que no cuadra. ¿como es posible que nos quedemos tranquilos viendo como un geriatra deja de prestar sus servicios en un centro de mayores?¿quien va a sustituirle? Ya sabemos que no va a ser un geriatra, entonces ¿nos vamos a quedar tan tranquilos nuevamente?. Cuando le pregunté qué es lo que le habían dicho sus jefes, me dijo que les daba igual, y que no mostraron el menor interés en que se quedara. Ya se sabe..."a rey muerto rey puesto". La cuestión aquí es que el nuevo rey, no lo es, por mucha voluntad que le quiera poner el hombre/mujer. Los únicos profesionales debidamente autorizados para tratar a personas mayores son los especialistas en geriatría, ya sean médicos o enfermeras. Hacer otra cosa es un fraude para los mayores y sus familiares.
¿Cómo es posible que desde las administraciones públicas se esté dando un discurso sobre la mejora de la calidad de vida de nuestros mayores, sanitaria y socialmente, y al miso tiempo no se preocupen en que estos estén debidamente atendidos por especialistas en geriatría, médicos o enfermeras?. ¿se imaginan que cuando una señora se quedara embarazada la tratara un traumatólogo en lugar de un ginecólogo?, ¿que pasaría si cuando llevaran a su hijo enfermo al hospital lo viera un analista de laboratorio en lugar de un pediatra?.
Para su conocimiento, los médicos que suelen trabajar en residencias, la inmensa mayoría, no son geriatras, y la inmensa mayoría no están formados en geriatría, como las enfermeras. Posiblemente sea porque el decreto que regula su funcionamiento en nuestra región no pone el más mínimo interés en esta cuestión. Para su interés, por ejemplo, para una residencia de unos 100 mayores se exige un mínimo de 5 horas de 1 enfermera al día; para los que trabajamos en este sector desde hace muchos años sabemos que con estas horas es imposible prestar una atención sanitaria decente a los mayores, y por eso por nuestra cuenta siempre hay enfermería suficiente para cubrir las necesidades de los mayores.
Ya hemos hablado antes con los políticos correspondientes en materia sanitaria para explicarles esto que creo es muy sencillo. Siempre nos han respondido lo mismo: "si eso ya lo vemos el año que viene...". Para el lector no murciano le traduzco: vale...vale...ni me interesa. El si eso...es una expresión que sirve para decir justo lo contrario que piensas hacer. Es lo que dicen las zagalas cuando los zagales les quieren invitar a una Fanta y ellas no quieren saber nada de ellos: si eso...ya te llamo; vamos que no te va a llamar en la vida.
Cuando he hablado de esta cuestión con personas cercanas a la política, sin serlo, les he dicho que si bien no hay geriatras deberían promover la Unidad Docente de geriatría en nuestra región de Murcia para que poco a poco se fueran formando nuevos especialistas, médicos y enfermeras, y así en pocos años la ratio se viera aumentada y mejorada. Mientras tanto se debería exigir que los médicos y enfermeras que no son especialistas y que actualmente desempeñan una labor con personas mayores, no solo en residencias sino en centros de salud y hospitales, tuvieran que formarse con un mínimo de horas anuales en esta especialidad. Esto, además, debería hacerse con las debidas garantías, haciendo que esta formación fuera prestada o supervisada por las sociedades científicas que actualmente están operativas en Murcia (SMGG y SOMEGG), bien directamente o bien a través de las organizaciones colegiales.
No es aceptable que un Estado que dice preocuparse por los mayores, aunque sea en su vertiente autonómica (porque esta es una cuestión no solo de Murcia sino de TODAS las comunidades autónomas), pida mucho menos esfuerzo en cuidar a nuestros mayores que viven en residencias. Probablemente sea porque no están dispuestos a pagar por ello. Quiero pensar que es porque nadie se lo ha dicho antes...Porque supongo que los políticos tendrán padre y madre, ¿no?, y abuelos/as ¿no?. Sería muy decepcionante y preocupante constatar que nuestros legisladores no se preocupan de nuestros mayores.
No podemos ni debemos permitir que se produzca una merma en la calidad de servicio que nuestros mayores necesitan. No es justo para ellos. 
Debemos movilizarnos amigos de la geriatría. Deberían de preocuparse los que ahora no quieren que haya geriatras ni enfermeras especialistas en geriatría, porque de lo contrario, y haciendo uso del gentilicio murcianico "y si eso...nos enfadamos".
En la Gloria me he quedao...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Objetar es humano

Culpables por amar...

Humanizar las emergencias no es sedar