No es país para viejos...

Luego dicen que hay que hacer lo posible por empezar bien el año. También dicen que soy pesimista o negativo…pero es que no me lo ponen fácil, eh??? yo lo intento, pero no hay manera, oye…

Hace una semana nos enteramos por unos amigos de la Federación Lares, que agrupa a residencias no lucrativas, es decir, las solidarias, las que no echan a los ancianos a la calle por no pagarles, que este año lo van a tener todavía mucho difícil para hacer su labor. 

Este tipo de organizaciones hacen una excelente labor solidaria acogiendo a ancianos en sus instalaciones que por circunstancias de la vida no pueden escoger el lugar donde van a envejecer, y muchos también morir. Las residencias asociadas a esta Federación asumen las circunstancias contrarias de las personas mayores y les asisten de manera muy muy digna a la hora de comer, asearse, vestirse, etc... Para ayudar a esta labor, la financiación de algunas de estas plazas se venían haciendo a través de convenios de colaboración, que recientemente han reconvertido en contratos públicos (haciendo con ello que los prestadores de servicios sociales sean un proveedor más, con lo que esto supone), con las Administraciones Públicas en materia de Servicios Sociales. No siempre estas plazas ayudaban a mantener la labor solidaria, por lo que la vía de las subvenciones era muy socorrida para poder compensar las estrecheces económicas. Dentro de esta última línea dos eran las principales fuentes de financiación vía subvención, a saber, la autonómica (descanse en paz…) y la del IRPF, que recordemos es ese montante económico que todos los españoles aportamos con el 0,7 marcando la casilla correspondiente en nuestra declaración de la renta. Esta última línea de financiación este año ha sido lapidada. El día 9 de enero se recibió en la sede de la Federación Lares en Madrid la resolución de denegación de la subvención por motivos meramente administrativos. Subvención que todo el mundo ha lamentado, en privado, denegar pero que al final han denegado.

La labor de estas residencias, y por ello, de la Federación que las agrupa, ha sido tradicionalmente muy reconocida, pues de hecho forma parte de otras plataformas del tercer sector y está presente incluso en la negociación sindical del Convenio Colectivo del sector. Se les llama para todo lo relacionado con la labor solidaria relacionada en este país con las personas mayores. Su aportación a la labor asistencial ha sido más que alabada en foros y plataformas. Entonces, ¿que está pasando?.

¿Que va a ser de aquellas personas mayores que no pueden hacer frente a los gastos del co-pago farmacéutico y del co-pago de la dependencia y demás "co-penas"? Pues que las residencias seguirán haciendo lo que hasta ahora estaban haciendo, es decir, ajustar sus presupuestos a lo mínimo de lo mínimo, garantizando la dignidad a los ancianos que acogen, sin distinguir entre las plazas contratadas y las sentenciadas, pero cianóticos económicamente hablando. A ver si algunos y algunas se cortan a partir de ahora un poco antes de ir a la residencia del pueblo a hacerse la foto de rigor con los ancianitos, que eso siempre viste bien en un programa electoral…Habría que tener cara...

Por otro lado sería bueno saber que es lo que va a hacer el Ministerio con el montante de euros, millones, que no va a destinar a "la labor solidaria". Ya les digo yo que no se sabrá…

¡¡¡Ánimo compañeros y compañeras!!!. en estos momentos es cuando debemos crecernos. Mientras algunos miran para otro lado nosotros seguimos mirando donde debemos, o sea, hacia las personas mayores que más necesitan de nuestros esfuerzos, cariño, comprensión y profesionalidad.

Esto no hay quien lo entienda. Este no es país para viejos, oye...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Objetar es humano

Culpables por amar...

Humanizar las emergencias no es sedar