Gerontocidio en los ministerios... y en Toledo

Imagen del campo de Cieza en floración. Gracias a la amable cesión
de Antonio Saorín (podéis encontrado en Facebook)
Llevamos algunos días, más bien semanas, recibiendo información de diferentes medios de comunicación en torno al problema de las pensiones en nuestro país. Esta entrada podría hacerse desde un prisma meramente institucional, teniendo en cuenta las organizaciones para las que trabajo y a las que represento. Pero no puedo hacerlo así, no me sale. Soy hijo y nieto de pensionistas. He experimentado en mis propias carnes las circunstancias de vivir al límite, el inferior, para poder vivir con dignidad, poder estudiar, y poder empezar a abrirme paso en la vida laboral mientras alguien me tenía que prestar algo, o todo, de dinero para pagar mi primer master de gerontología. No pasé  penurias, aunque tardé años en darme cuenta que para que esto fuera así los pensionistas que me mantenían sí las pasaron. Todavía, a mis casi 45 años y con dos trabajos, tengo que echar mano de dos pensionistas, mi madre y la de mi esposa, para que cuiden a mis hijas mientras nosotros nos dejamos la pelleja cotizando para un sistema que sabemos hoy que NO nos devolverá ni un céntimo de lo aportado.
Posiblemente por todo ello, y muchas más cosas, tengo la necesidad moral de hacer esta entrada desde otro prisma. Me gustaría dejar sin argumentos, objetivos, a los que me critiquen después de leerla.
Hace días en Bilbao empezó un gran BASTA YA. Miles de pensionistas salían a las calles para protestar por la insultante subida del 0,25% a las ya de por sí nimias pensiones que están recibiendo, y que viene siendo la misma desde hace 3 años (1). 
Más pensionistas en otras ciudades de nuestro país la secundaron. Hasta ahí podríamos tratar esta situación lo mismo que si salieran los pescadores del Golfo de Bizcaia a quejarse por regularización europea de los nuevos cotos de pesca. Pero no, señores/as, esto no es ni mucho menos los mismo. Los pensionistas en nuestro país suponen un número muy importante de ciudadanos, y... de votos. Es esta una nueva oportunidad para animar la vida política de nuestro país, cada vez más parecida a uno de esos programas donde imbéciles (lo mismo no lo son tanto...) se lanzan improperios y sandeces que más tarde llevan a los juzgados, más para ocupar un lugar en siguientes programas que por justicia. Este en un problema que solo el partido del Gobierno actual tiene la obligación de solucionar; o susto o prenda... Pero no podemos olvidar a los partidos carroñeros que han visto en esta situación un cadáver sabroso, pestoso pero sabroso. Así, el PSOE, o lo que queda de el, pide una revalorización del 1,6% de las pensiones, pero no dice ni mú de ligarlo al IPC con el que curiosamente coincide tan jugoso porcentaje, no sea que salgan en las próximas elecciones y a ver como salen entonces del atolladero; El secretario del PSOE, Pedro Sánchez, se alza, otra vez..., como el Robin Hood de los pobres de este país y plantea imponer un impuesto a la Banca, a ver si así recupera a los votantes que se les han ido a Ciudadanos; los de Podemos dicen que ellos han sido los primeros en hablar de esto, y lo solucionan promoviendo, otra vez..., un bloque para sacar a Rajoy de La Moncloa, todo ello, por cierto, olvidando los recientes comentarios de Pablo Iglesias acerca del problema que supone el envejecimiento para las nuevas generaciones; Ciudadanos les sigue de cerca, no crean, más por obligación que por compromiso, aunque su secretario general José Manuel Villegas ya ha puesto el punto de mira en resaltar que el problema no es subir las pensiones este año sino mantener las subidas necesarias en años posteriores; y por si fueran pocos hasta el PDeCAT habla de promover una moción para subir un 1,8% las pensiones, pero ¿estos no querían irse de España? (2). Ya por estar en el ajo están hasta los sindicatos, UGT y CCOO, que fueron los que convocaron la segunda manifestación el pasado jueves, deslucida por el aguacero que recorrió nuestro seco país (3).

Al final, insisto, este es un problema que hay que resolver en los ministerios, no en las sedes de los partidos. Probablemente por este motivo el ministro de economía, o pobreza, Montoro, ha propuesto desde hace dos semanas dos posibles soluciones; una sería hacer un descuento fiscal solo a los que rondan los 80 años en la Renta, si perciben menos de 12.000 euros, pero para ello habría que hacerla, y en nuestro país si recibes menos de 12.000 euros al año se está exento, es decir, que esta medida de detritus solo afectaría a una mínima parte de pensionistas (2); la otra medida, publicada el jueves pasado en El País (ya es casualidad que coincidiera con la celebración de la manifestación de los pensionistas) sería la de dar un cheque de 100 euros al mes pero solo a los mayores que se beneficien de una pensión No Contributiva (4). Según publica hoy El Mundo el gasto actual de las pensiones supone el 11,7% del PIB, y de hacerse la subida de las pensiones según el IPC este porcentaje subiría al 13% en solo 5 años; para sufragar esta subida el crecimiento de la economía de nuestro país debería ser del 4,2% nominal durante los siguientes 32 años seguidos (5). Pero bueno, tampoco es para tanto. Dice Fátima Báñez, la ministra de des-Empleo, según recogió El País que "habrá mejores pensiones porque vamos a seguir creando más y mejores empleos" (2); pero bueno, ¿a esta mujer nadie ha pensado en derivarla al psiquiatra?. Además, todo el mundo habla de Toledo, la del Pacto. Que injusto es que a una ciudad tan bella y que tanto prestigio da al resto de España solo con estar en el mapa, se vea relacionada con un asesinato: el del Pacto de Toledo. Todos hablan de él, pero para menospreciarlo. Como se nota que es producto de españoles, los peores enemigos de nosotros mismos. Así, hablando de malos españoles me he encontrado con las palabras que el presidente del Banco de España, Luis María Linde, hace en relación a la valoración de las pensiones. Según este "señor" se debería tener en cuenta la posesión de la vivienda en propiedad para el cálculo de la pensión (10); vamos, que haber pagado una hipoteca para tener un sitio donde vivir también va a estar mal.  
Imagen de La hoya del campo de Abarán en floración.
Gracias a la amable cesión de Antonio Saorín
(podéis encontrado en Facebook)

Y todo este debate en medio de historias para echarse a llorar, como la de la creación de una Secretaría de Estado en Reino Unido para la Soledad, según propone Theresa May, Secretaría que estaría ya creada, la de Deportes y Sociedad Civil (6). Esta idea no fue de May, hay que admitirlo, pero la retomó de la pobre Jo Cox, recordemos que era diputada laborista asesinada por neonazis hace pocos años, y se acordó de esta idea justo cuando estaba en un acto para recordar a la fallecida. Pero a este lado del Canal de la Mancha tampoco estanos muy sembrados, que conste. Hoy se celebran elecciones en Italia donde se prevé, salvo cambios de última hora, que una coalición de centro-derecha, capitaneada en la sombra-luz por Silvio Berlusconi, llegue al parlamento italiano; es bueno recordar que Berlusconi ya dijo en el 2014 que si ganaba las elecciones crearía un Ministerio de la Tercera Edad, que se iba a encargar de pagar a los mayores las dentaduras postizas, las operaciones de cataratas y hasta el veterinario de sus mascotas (7). Manda narices oye.... Estas iniciativas nos son las únicas, ya que ya existen en Europa, la letárgica y casi muerta Europa, otros países con este tipo de iniciativas como Dinamarca, e incluso en América, como es el caso de Canadá; estos son países con petróleo, y con gravámenes en renta de casi el 40% a sus ciudadanos (7).

En esta línea El Mundo publica hoy otra noticia donde se habla de la necesidad de subir un 20% el IRPF a los trabajadores españoles para hacer frente a una revalorización de las pensiones (5); así, se deja entrever que hay serías dudas acerca del compromiso que los trabajadores harían, más si cabe cuando los trabajos que "disfrutan" no son precisamente para echar cohetes.
Esto preocupa y mucho. Al menos nos debería preocupar a todos, a los pensionistas por estar padeciendo el problema ahora, pero también a nosotros, los que todavía trabajamos, porque esta situación va a empeorar si no hacemos nada para paliarla. Deberíais leer el insultante artículo de opinión que un indecente periódico, El Periódico, ha publicado muy recientemente (8), con el escudo del demasiado recurrido argumento de la "libertad de expresión". Un nazi sin corazón, y por lo visto sin familia, ni ascendentes ni descendientes, un tal Capella, que dice cosas como la siguiente: "Por favor, si es usted mayor de 65 años y no posee bienes suficientes para mantenerse y consumir, haga el favor de dejar paso a los demás. Gracias por su comprensión y solidaridad con el resto de ciudadanos y el Estado. Descanse ya en paz." (8).

Después de todo lo expuesto, vuelvo a recordar a mi madre, a mi suegra, a mi abuela, vivas todavía, y espero que por muchísimos años. No se merecen este tipo de situación. Posiblemente, nos toque ayudarlas a sobre-vivir, visto lo visto. Pero para nosotros, sus hijos no será un problema. Les faltará recursos, les faltará dinero, pero jamás les faltará el agradecimiento y nuestra preocupación por su bienestar. Ellas son supervivientes, también superarán esto. A nosotros nos cuidarán máquinas, si podemos pagarlas. Al menos es lo que se deduce del artículo de un suplemento de El País, donde por lo visto, los robots serán la única manera de proporcionar apoyo a los mayores, vamos nosotros; dice el entrevistado, un tal Joseph Coughlin, que "los robots solucionarán problemas de movilidad, de cuidado médico o de comunicación. Pero, sobre todo, nos darán compañía y apoyo en una etapa de la vida en la que resulta fundamental sentirse conectado con la sociedad para que las limitaciones físicas no nos aíslen del mundo"(9). ¡¡¡ Flipa. !!! yo prohibiéndole el móvil a mis hijas, y advirtiéndole de los peligros de las maquinitas de videojuegos e internet, y ahora resulta que me van a salvar la vida cuando sea viejo. Madre mía... menos mal que mis pensionistas, mi madre, mi suegra y mi abuela no van a tener estos problemas. Pero nosotros, Ay nosotros... De nosotros no hay quien se apiade...
Y para despedirme con cierta esperanza, una preciosa fotografía de mi paisano Antonio Saorín (apodado cariñosamente como El Cura).

Paraje de El Jarral, en Abarán, lo más bonito de mi pueblo después de mis hijas


Relación de links para consultar toda la información de esta entrada:

1.http://www.elmundo.es/espana/2018/02/27/5a9550ee46163fce1f8b45f0.html
2.https://elpais.com/economia/2018/02/27/actualidad/1519732003_125220.html
3.https://elpais.com/economia/2018/03/01/actualidad/1519910558_915991.html
4.https://elpais.com/economia/2018/03/01/actualidad/1519930498_201777.html
5.https://elpais.com/economia/2018/02/27/actualidad/1519732003_125220.html
6.http://www.elmundo.es/internacional/2018/01/17/5a5f3a57468aebaf568b4652.html
7.http://www.elmundo.es/internacional/2018/02/21/5a6218d646163fa21f8b4603.html
8.https://www.elperiodico.com/es/opinion/20180213/hay-que-morirse-antes-articulo-juli-capella-pensionistas-6614698
9.https://elfuturoesapasionante.elpais.com/robots-nos-ayudaran-cuidar-mayores/
10.http://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2018/03/02/5a99918be2704e10688b45a0.html

Comentarios

  1. Grande Carmelo, magnífico artículo, gran reflexión. Un abrazo desde La Rambla (CO).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Objetar es humano

Culpables por amar...

Humanizar las emergencias no es sedar